Señales de que necesitamos sexo

Seguro que ya conoces todos los beneficios que tiene el sexo en nuestro cuerpo y mente. Desde la reducción del estrés hasta una mejora del humor. Por esto no es todo. Y por ello, nuestro cuerpo, en ocasiones, nos envía señales de que necesitamos pronto una buena sesión de sexo.
Estar soltero no es una excusa para mantenernos en un mal estado. Está ahí la posibilidad de masturbarnos o de citarnos con unas preciosas chicas de compañía. Nuestro cuerpo es el que lo dice: se trata de una necesidad fisiológica. Y envía señales de alarma de la siguiente manera:

Dificultad para dormir

Un sueño de mala calidad, escaso o dificultades para conciliar el sueño pueden ser debido a la falta de sexo. La actividad sexual hace que segreguemos la hormona conocida como oxitocina, que juega un importante papel a la hora de proporcionarnos el descanso adecuado.

Aumento de las fantasías sexuales

Toda persona tiene sus propios deseos sexuales. Sin embargo, cuando estas se presentan de manera frecuente y en diversos momentos del día –lo más habitual es por la noche-, es porque nuestro cuerpo está ansioso por mantener relaciones sexuales.

Mal humor

Encontrarnos malhumorados, tener altibajos en el carácter o sentirnos enfadados o tristes constantemente puede ser un aviso del cuerpo de que necesitamos sexo. Claro que podemos estar estresados por otros motivos, pero cuando pasamos semanas o meses sin sexo, es posible que sea una causa más que nos lleva a estar así.
Además, el sexo ayuda a mejorar el estado de ánimo. Nos ayuda a liberar serotonina y endorfinas, que nos hacen sentir más felices y relajados.

Falta de brillo en la piel

Esta es otra de las consecuencias de pasar mucho tiempo sin sexo. Al practicarlo con frecuencia, los poros de la piel se abren y liberan las impurezas que se suelen acumular y que dan paso a las imperfecciones.
Claro que no estamos hablando del sexo como si de un tratamiento estético se tratara; como el resto de actividades físicas, facilita la eliminación de toxinas gracias al sudor y activa la circulación sanguínea.
Que nuestro rostro haya perdido su brillo natural o que haya aparecido más acné del que solemos tener puede ser una llamada de atención del cuerpo sobre la falta de sexo.

Estos son sólo algunos de los signos inequívocos que nos hace llegar el cuerpo cuando nos falta sexo. Habrá que hacerle caso.